Cadena TricolorChacarita Juniors

Quilmes 2 – Chacarita 1: Es lo que hay (y nada más)

El conjunto dirigido por Patricio Pisano volvió a pisar en falso, esta vez ante Quilmes, jugando a tener la pelota. Así no se puede.

¿Qué escribir que no se haya escrito? ¿Podremos decir algo que no se haya dicho? ¿Qué pensar que no hayamos pensado? Chacarita 2018/19 se repite una y otra vez. Constantemente, en modo progresivo pero hacia una sola meta. La debacle futbolistica.

La historia se repite

Errores que costaron caro en otra ocasión vuelven a hacerse presentes en la actualidad, desaciertos que impidieron mantenernos en la élite del fútbol argentino, ocurren otra vez. Parece que volviéramos a vivir la misma historia una y otra vez. 

El funebrero llegó al Estadio Centenario con tres variantes respecto a la vergonzosa actuación ante Independiente Rivadavia. Las salidas de Ré y Joaquin Ibañez por Soto y Matías Sanchez en una decisión meramente técnica y la exclusión de Rivero (desgarrado) por Agustín Modula.

La primera etapa: inmirable

El comienzo del partido fue aburrido. Ni uno ni otro se atacaban por lo que no había emociones y para colmo de males, el árbitro cortaba sistemáticamente el partido por faltas leves.

Chacarita intentaba hacerse de la pelota con Sánchez y Groba pero lamentablemente al minuto de juego el ex Lanús tuvo que retirarse producto de una rotura de ligamentos. Rápidamente y para mantener esa idea inicial, Pisano puso a Joaquin Ibáñez quien, como siempre, aportó poco en el juego salvo un remate en el segundo tiempo.

Promediando la parte final del primer capítulo las desatenciones volvieron a hacerse presente en el fondo del equipo. Centro pasado a las espaldas de Juan Cruz González, frentazo del 9 al medio y Niell anticipando a Vera (de flojo partido) convirtió el primer tanto.

El complemento: de la esperanza al desgano

La segunda mitad comenzó un poco mas auspiciosa. El funebrero intentando pisar con firmeza el área rival y Quilmes apostando a alguna contra. Pero como debe decir algún articulo del estatuto del club “Todo lo que pueda salir mal, sale mal”. Vera rechazó defectuosamente e Imbert aprovechó para habilitar a Anselmo, que definió con un misil a Trípodi (de floja respuesta)

¿Y ahora? A buscarlo como sea. Así fue Chacarita: muy desordenado, con centros a la nada misma, con tiros libres ejecutados de la peor manera y hasta con amor propio fue y consiguió el descuento. El único centro que se tiró bien en la noche, los defensores no pudieron sacarla y Lezcano definió tras un rebote, anotando su primer gol con la tricolor.

Ahora si, vamos Chaca que se puede, vamos a empatarlo. Hay tiempo y los estamos metiendo en un arco. Eso fue lo que pensamos nosotros que estábamos fuera del campo porque los que estaban adentro se ve que no lo hicieron. El desgano con el que se jugó desde el descuento hasta el final del partido fue inaceptable. Para colmo de males, fue expulsado Groba en una contra rival.

Lo que viene

Se viene el puntero del campeonato, Sarmiento, en San Martín. No pedimos que el equipo sea un violín y que pase por arriba al verde pero si pedimos que muestren un poco de ganas de vestir la camiseta más linda del mundo. La sensación que nos deja este equipo cada vez que lo vemos jugar es que esto es lo que hay. Nada más.

Etiquetas
NdR Talleres | Ciclo 2019

Jonatan Gramuglia

Periodista / Staff Mundo Chaca / Cadena Tricolor / NdR Radio

Artículos relacionados

Cerrar