Cadena TricolorChacarita Juniors

Chacarita 0 – Independiente (Mendoza) 2: Un equipo desal(r)mado

El equipo de (V̶i̶v̶a̶l̶d̶o̶) Patricio Pisano cayó como local ante la lepra mendocina jugando horrible. Poco para rescatar después de una derrota así.

Es muy triste tener que analizar este partido en caliente y peor sintiendo que no hay solución para lo que pasó hoy en el estadio. Es muy complicado intentar ver la parte del vaso lleno después de 90 minutos de un equipo que no tuvo alma. Bastante similar a lo que veíamos con Vivaldo en el banco.

¿Cómo explicar que este es el mismo 11 que nos ilusionó en el Nuevo Francisco Urbano? ¿Habrá que aceptar que esto es lo que tiene Chacarita de acá al final del campeonato y que tendremos que rezar a cuanta divinidad se nos cruce por la cabeza para que se puedan lograr algunos puntos que nos den aire para la temporada que viene? Preguntas, hasta el momento, sin respuestas. 

De la esperanza al suplicio

El funebrero llegó al partido con un solo cambio, el ingreso de Gonzalo Groba (de lo mejor del partido junto al paraguayo Vera) por Lucas Lezcano y el comienzo nos ilusionaba porque Chacarita presionaba e intentaba jugar con los que saben con la pelota. Pero esa ilusión duraría muy poco: tiro de esquina a la puerta del área chica (la cual debería haber estado plagada de jugadores tricolor ya que el equipo de Pisano defiende en zona), la pelota pica como si no hubiera nadie e Imperiale la puntea junto al palo izquierdo de Trípodi que poco pudo hacer para evitar la caída.

Tan solo 11 minutos de partido habían pasado. ‘”Bueno, a reponerse y no dejar que esto golpee duro’“, no terminé de decir eso tras el relato de Gustavo Hoyo para Mundo Chacarita que Castro le ganó la posición a (ya es hora de empezar a hablar seriamente del Colorado: muchas gracias por todo, pero siempre un tiempo después a los defensores) y definió mientras Vera llegaba con lo justo, pero el rebote no impidió que la pelota viaje con destino a la red.

Después del gol (léase 15 minutos del primer tiempo) Chacarita no supo qué hacer con la pelota en los pies. Atolondrados, los jugadores de tres cuarto de cancha en adelante no podían quebrar la defensa visitante. Groba fue quien más intentó, pero no tuvo compañía ya que tanto Joaquin Ibáñez como Juani Álvarez Morinigo (el peor por escándalo) no entendían al número 7 de Chacarita.

La segunda parte estuvo de sobra

Y sí, amigo, la segunda parte sobró. ¿Por qué? Porque Chacarita nunca supo llegar a inquietar a Aracena con seriedad (salvo el gol anulado por offside) y porque el rival pudo haber aumentado la ventaja en infinidad de oportunidades. Lo único rescatable es la actitud de los juveniles de Chacarita (Lezcano, Groba, Sánchez, Alderete, López) que fueron con mucho amor propio a intentar descontar, pero se topaban siempre con la defensa.

Lo mismo de siempre

Párrafo especial para Gastón Suárez y sus asistentes que, como estamos acostumbrados, cobraban las divididas a favor de la visita y que amonestaron tanto a Ibáñez como a Sánchez por protestar. De fácil tarjeta para el funebrero, debió haber expulsado a Imperiale por doble amarilla. No nos sorprende, pero no podemos dejar de decirlo.

Triste sábado (y semana larga) para los funebreros, quienes seguramente esta noche nos iremos a dormir bastante ofuscados. Otros, no lo sé. La realidad es que los dirigidos por Pisano fueron un equipo desal(r)mado.

Etiquetas
NdR Talleres | Ciclo 2019

Jonatan Gramuglia

Periodista / Staff Mundo Chaca / Cadena Tricolor / NdR Radio

Artículos relacionados

Close