Que difícil todo, viejo, después de la derrota ante Platense en la que vimos un equipo totalmente apático y sin conexión creíamos, ingenuamente, que peor no se podía jugar. Sin embargo este equipo demuestra todo lo contrario.  Tras la semana de descanso por fecha FIFA, las ilusiones de un triunfo se mudaron a Mendoza, la tierra del sol y el buen vino sólo nos trajo nubes negras y más pesadillas. ¿Por qué? Porque el equipo de Vivaldo mostró que en 15 días no sólo no mejoró sino que dejó al descubierto toda su involución. Algo que no se ve ni en los equipos de tercera o cuarta división.

Por Jonatan Gramuglia

Director de FM 105.7 de San Martín e integrante del equipo de Mundo Chacarita.

 

Con el pie izquierdo

Las cosas, para variar, arrancaban mal en el Legrotaglie. Pelotazo a las espaldas de Ré y Álvarez para habilitar al mano a mano ante Fernández que, pese a que primero toca la pelota, comete penal. Dos minutos y un penal en contra ¿Qué puede salir mal verdad?, si dos minutos y 1 a 0 abajo, con lo que cuesta, con lo que nos cuesta está temporada siquiera hacer un partido digno arrancamos el partido abajo. El resto del primer tiempo, en consonancia con lo que venía siendo el equipo: sin profundidad, sin asociaciones, sin peligro, sin juego. El local se floreaba ante un Chacarita que parecía un grupo de sparrings que acompaña a un seleccionado. Triste realidad.

Los cambios dieron frescura

La segunda etapa intentó mostrar un ápice de esperanza, un toqueteo en las puertas del área podían ilusionarnos. Los ingresos de Gómez y Vazzoler encendieron una vela en medio de la oscuridad que había en el campo para el tricolor. Y así llegó el primer gol de la temporada. Tres fechas con la garganta seca y la bronca acumulada en la boca del estomago que nos hacía rabiar cada vez que terminaba el partido y el score para nosotros terminaba en 0. Lamentablemente, esa descarga de bronca mezclada con una vaga ilusión terminó solo en eso, porque el gol de Lentini no hacía más que enmascarar otro pésimo partido de Chacarita.

Una derrota a lo Chacarita

Y cuando parecía llegar el primer punto del torneo, pasa Chacarita (léase: serie de errores propios que dan tiempo y espacio a los rivales). Los viejos tapones de metal parecían tener los defensores tricolores y el pasto era imán. Inentendible, pese al cansancio, como se quedaron parados mirando como los rivales entraban en el área y definían el partido ¡A LOS 44 MINUTOS DEL SEGUNDO TIEMPO!

A reponerse

Se viene Villa Dálmine, uno de los punteros del campeonato, del cual guardamos gratos recuerdos en San Martin. Esperemos que esas memorias se conviertan en realidad. Chacarita, en este momento, está en el medio del pozo sin fondo.

Etiquetas
NdR Talleres | Ciclo 2019

NdR Radio FM 103.9

Una radio que le ofrece voz a los por siempre silenciados. Somos vos y nosotros. Lo demás es silencio.

Artículos relacionados

Cerrar