El puebloJusticia

Amenazas infundadas

La compañía Gas de La Costa continúa con su tarea amedrentadora e intimidatoria, amenazando de manera verbal, y desoyendo a la Justicia, a aquellos usuarios que se vieron perjudicados con la emisión de la factura correspondiente a septiembre de 2014 que contempla valores impagables y usurarios por el consumo del suministro.
Varias son las denuncias llegadas a NdR Radio FM 103.9 por parte de usuarios de la zona Dur del distrito, que convenientemente decidieron no abonar la fraudulenta factura, a la espera de la resolución judicial que demora en llegar. Al respecto, en otras localidades de la provincia de Buenos Aires, la Justicia falló en favor de los clientes, pero en el Partido de la Costa aún se aguarda por la determinación.
La demanda en los estrados fue presentada hace casi un año. Primero, en los tribunales de Dolores, cuya justicia se declaró incompetente; hasta la actualidad, el caso está en manos de un juzgad de la ciudad de Mar del Plata.
A todo esto, la alineada al gobierno OMIC, dependencia que en teoría debería defender los derechos del consumidor y que posee oficina dentro del palacio comunal en Mar del Tuyú, en una actitud execrable intima a los usuarios a hacer frente a la citada deuda, manifestando capciosamente que la Justicia se expidió en favor de la compañía de Gas de La Costa.

EN SUSPENSO

El concejal Leandro Alonso, abogado que defiende los intereses de los usuarios, expresó que ante cualquier insinuación de intimidación por parte del ente privado que manipula el gas, “los damnificados deben dirigirse a las oficinas de la empresa para presentar por escrito una queja e inmediatamente intentar contactarse con un funcionario del ENARGAS (ente regulador del suministro) para formalizar la denuncia. Pero de ningún modo atenerse a abonar la factura, tal como los mandatarios de Gas de la Costa solicitan de forma ilegal e irregular”.


Etiquetas
NdR Talleres | Ciclo 2019

NdR Radio FM 103.9

Una radio que le ofrece voz a los por siempre silenciados. Somos vos y nosotros. Lo demás es silencio.

Artículos relacionados

Close