MúsicaSubjuntivo

Con Alma y Vida

Carlos Villalba, bajista de la banda de jazz rock Alma y Vida, que está cumpliendo 45 años de trayectoria, en diálogo con Gustavo Calle, en el programa Subjuntivo (viernes, a las 21, por FM 103.9 NdR Radio), aseguró que “durante este casi medio siglo de vida del grupo, lo más loable es que todavía nos seguimos divirtiendo y hacemos lo que más nos gusta”.
Villalba, quien es uno de los fundadores de Alma y Vida, hizo un repaso del desarrollo de la banda y recordó anécdotas sobre algunas presentaciones en escenarios como en el mítico
La Perla, del barrio de Once, y por haber acompañado, en espectáculos en vivo, a Leonardo Favio, en los últimos tramos de la década del 60.
Asimismo, se lamentó que uno de los primeros integrantes, el baterista
Alberto Hualde, haya decidido abandonar la música y “no forme parte de la banda en esta nueva etapa”. A Hualde lo reemplaza, actualmente, Marcelo Baraj, hijo del saxofonista Bernardo. También destacó la importancia de las letras compuestas por Esteban Mellino, hermano de Carlos -tecladista y voz de Alma y Vida-, a quien catalogó como “uno de los artífices, desde lo literario, más importantes para que hayamos sido reconocidos a lo largo de todos estos años”.

Alma y Vida es una agrupación fundada por músicos enamorados del jazz, que se habían volcado paulatinamente al rock y a la llamada música beat de principios de los ’70 sin olvidar sus raíces. Los primeros pasos de la agrupación estuvieron directamente emparentados con el estilo de bandas extranjeras como Blood, Sweet & Tears y Chicago, formaciones que también contaban con una raíz jazzística pero que se movían cerca del rock.
El grupo debutó durante un ciclo efectuado en el teatro Opera, junto a nombres como los de
Manal, Arco Iris y Vox Dei.
Con el ingreso de
Gustavo Moretto en reemplazo de Mario Salvador, Alma y Vida encontró su mejor forma y cumplió una destacada actuación en las dos primeras ediciones del mítico festival B.A. Rock, que se llevaba adelante en el ex velódromo Municipal. Este éxito los impulsó a registrar el primer álbum, en 1971. A base de varios temas como Salven a Sebastián y Hoy te queremos cantar, la banda consiguió gran repercusión entre un público no estrictamente rockero.
A fines de 1974
Gustavo Moretto se alejó de la formación para incursionar en una música mucho más compleja y elaborada con el trío Alas. Su partida aceleró un proceso de crisis interna en la agrupación que el ingreso del vientista Osvaldo Lacunza no pudo salvar. En 1976, Alma y Vida grabó su quinto y último larga duración y a poco de editado, la agrupación se desmembró a raíz de la partida de Carlos Mellino.
En 1990 la banda vuelve a los escenarios y graba el disco
Nuevas Sensaciones, y luego realizan de una serie de shows en forma esporádica.
En 2000 la banda efectúa un nuevo retorno en
La Trastienda y en un teatro de la Ciudad de Buenos Aires, ante gran cantidad de público y sonando como en sus mejores épocas. Esta última versión del grupo está integrada por: Carlos Mellino, Bernardo Baraj, Juan Barrueco, Carlos Villalba, Mario Salvador y Marcelo Baraj; es decir, casi toda su formación inicial.

Con motivo de la celebración de estos 45 años de trayectoria artística, Alma y Vida se presentó el sábado (20) en el ND Teatro, de la Ciudad de Buenos Aires, para compartir con el público un recorrido por los temas tradicionales y presentar algunas nuevas composiciones.


Etiquetas

Artículos relacionados

Close